Las Palmas
info@yukan.es

Canyoning in Gran Canaria

 

Barranco de La Manta

Saltos desde todas las alturas, toboganes y distintos tipos de rapel… esta experiencia reúne todos los requisitos para pasar un día a lo grande. Además combina el buen tiempo de la zona sur de la isla con las refrescantes pozas donde podrás bañarte. Y por si fuera poco, en Los Azulejos de Veneguera, uno de los lugares más valorados por los conquistadores de lo outdoor.

Barranquismo de Iniciación. De noviembre a mayo.

 

Chorro de La Burra

Un barranco seco corto pero intenso. Un bosque de pinos y los impresionantes riscos del suroeste son el escenario donde viviremos esta aventura que reúne todos los requisitos de una experiencia montañera: Descenso con cuerdas a través de paredes y el interior de cuevas, además de un rapel volado.

Barranquismo seco de nivel medio. Todo el año.

 

Barranco del Palmar

El barranco favorito de los barranquistas: rapeles descomunales, toboganes y saltos. Ven a conocer el aislado oeste de la isla en un barranco que acaba en el famoso Charco Azul. Si te gusta de verdad el barranquismo, esta es la mejor elección.

Barranquismo de nivel medio. Invierno y primavera.

 

Barranco de Barafonso (Las Vacas)

El icónico spot de Instagram, ya era un lugar imprescindible para los barranquistas antes de que se pusiera de moda. Donde otros posturean, nosotros descendemos con cuerdas descubriendo las maravillas geológicas de uno de los cañones más bonitos de la isla. Este descenso se puede complementar con la visita a las cuevas de Temisas.

Barranquismo seco de iniciación. Todo el año.

 

Barranco de Pino Gordo

Un capricho de la naturaleza en las profundidades de la zona más remota de Gran Canaria, La Aldea de San Nicolás de Tolentino. Toboganes, saltos y rapeles cortos en un cañón que nace en la Reserva de Inagua y discurre entre paisajes atrapados en el tiempo. El barranco más divertido de la isla.

Barranquismo de iniciación. Enero y febrero.

 

Barranco de Valerón

Una espectacular actividad por el corazón del guanartemato de Agáldar, la capital del norte en tiempos de los antiguos canarios. Una ruta repleta de etnografía, paisajes y la unión de mar y montaña con un final de infarto: ¡un rapel de 40 metros y acabamos en el mar! Si te sientes más canario que el gofio ¡este es el tuyo!

Barranquismo seco de nivel medio. Todo el año.

 

La Juliana

Un descenso clásico de rapel en Gran Canaria. Desde el emblemático Arco del Coronadero, un hito geológico de la isla, descendemos mediante rapeles hata alcanzar un rapel volado de 35 metros de altura en una cueva natural que te dejará sin palabras. El paisaje de Barranco Hondo, que parece sacado de un western como telón de fondo.

Barranquismo seco de nivel medio. Todo el año.

 

 

en_GBEnglish (UK)